Emprendiendo en el Bidasoa-Julene Iraola y Julen Urtxegi, Wave Back Project

«Queremos crear una comunidad de gente que quiere ser parte del cambio»

Además de producir ropa sostenible quieren lanzar iniciativas relacionadas con el cuidado del medioambiente

Fuente: DV -ANIA M. SEISDEDOS

Julen y Julene posan con las prendas de la primera colección que han lanzado a través de la marca de ropa sostenible Wave Back. / F. DE LA HERA

Wave Back significa ‘devolver el saludo’ y eso es lo que quieren hacer Julene Iraola y Julen Urtxegi: devolver a la naturaleza todo lo que nos ofrece, a través de pequeños gestos como, en este caso, la confección de ropa sostenible. Estos dos jóvenes irundarras lanzaron el pasado domingo su primera colección, ‘Welcome to the Revolution’, que incluye tres camisetas, unos pantalones cortos y una bolsa de tela o ‘tote bag’.

–La primera colección acaba de salir pero, Julene, ¿cuánto tiempo lleváis trabajando en ella?

–Más o menos un año, que fue cuando terminé la carrera de Medicina. Fue una decisión dura, pero sentía que ese no era mi camino, que lo que yo quería era emprender. Y como el mundo de la moda siempre me había gustado y la sostenibilidad estaba muy presente en mi vida, pensé en unirlo todo. Se lo propuse a Julen, que es videógrafo y fotógrafo y en ese momento estaba trabajando en una agencia, le gustó la idea y nos pusimos a ello.

–¿Cuál fue el punto de partida?

–Empezamos desde cero, pero sabíamos que los dos íbamos a aprender un montón, de marketing y de cómo gestionar una empresa. Lo primero que hicimos fue formarnos en el mundo de la moda, que era la parte en la que más flojeábamos (ríen). Hicimos un máster de moda y emprendimiento, que nos ayudó a familiarizarnos un poco más con los tecnicismos, los materiales, los procesos…También comenzamos a investigar por nuestra cuenta el tema de los materiales sostenibles, y Julene hizo un curso intensivo de ‘Materiales sostenibles e innovadores’.

–¿Qué parte os ha resultado más complicada?

–Lo que más nos costó fue encontrar proveedores. En la industria de la moda hay mucho secretismo en torno a esto, es difícil saber qué proveedores utilizan las diferentes marcas. Afortunadamente el mundo de la sostenibilidad es más transparente, pero aún así, ha sido una tarea complicada.

Nuestras prendas se confeccionan con algodón orgánico certificado y con tintes naturales»

–Finalmente, ¿cuáles son vuestros proveedores?

–Estamos trabajando con tres empresas. Por un lado, los proveedores del tejido, que es un hilo de algodón que viene desde Turquía. Este tiene un certificado GOTS, que es el más riguroso dentro del algodón orgánico y que certifica que no se han utilizado químicos en el cultivo y que los trabajadores tienen unas condiciones laborales dignas. Como es el proceso que más lejos está, queríamos que tuviera certificado. Después ese hilo se teje en una fábrica de Barcelona, que sí hemos podido visitar, porque nos interesa mucho saber cómo trabajan, cuáles son las condiciones de los trabajadores, si nuestro trato con ellos es bueno o no… Lo mismo con la tercera empresa, que es la que nos tiñe la ropa con tintes naturales hechos a base de minerales y que también está en Barcelona.

–Contadme qué incluye la colección ‘Welcome to the Revolution’.

–Las marcas sostenibles suelen limitarse a hacer ropa unisex, que normalmente son camisetas y sudaderas, pero nosotros queríamos ofrecer una gama un poco más amplia. Así que hemos creado dos líneas: ‘bro’ y ‘sis’, lo hemos llamado así para no hacer una referencia tan directa al género. Hemos sacado dos camisetas de ‘bro’, una más tipo oversize y otra sin mangas; y un conjunto de un pantalón corto y una camiseta sin mangas para ‘sis’. Todas las prendas tienen un estilo juvenil y están disponibles en tres colores. También tenemos una ‘tote bag’ o bolsa de tela.

–El nombre de la marca es Wave Back Project, ¿a qué hace referencia esa última palabra?

–A que no queremos que sea solo una marca de ropa. Lo que queremos es crear una comunidad de gente que quiere formar parte del cambio e impulsar iniciativas, como organizar quedadas para recoger basura de la naturaleza, por ejemplo. Queremos ser parte de un movimiento.

–¿El slow fashion o la moda sostenible es tan solo una moda o el mensaje está calando?

–Es difícil generalizar, porque hay de todo. Creemos que es algo que la gente empieza a tener muy presente, pero que le cuesta pasar a la acción. Por lo que hemos hablado con otras marcas, todavía hace falta un pequeño impulso, que la gente empiece a apoyar más este tipo de proyectos.

«Tras una camiseta de 15 euros hay gente trabajando muchas horas y cobrando una miseria»

–¿Qué le diríais a alguien que todavía no ha pasado a la acción?

–Que si no lo hace por el medioambiente lo haga por las personas. Detrás de una camiseta de 15 euros hay gente que trabaja muchísimas horas, sin contrato, cobrando una miseria… Son sobre todo mujeres y niñas. En esos países una familia para sobrevivir necesita cerca de 400 euros, pero cada persona cobra unos 82. Por eso también tienen que trabajar los niños.

–Volviendo a vuestra colección, se puede adquirir en modo preventa tan solo hasta este domingo, 26 de junio, ¿verdad?

–Sí, en nuestra web www.wavebackproject.com. Lo hemos hecho así para no producir de más y no desperdiciar esa ropa.

–¿Qué planes tenéis para después?

–Ya estamos trabajando en la colección de otoño-invierno con Álvaro Barreiro, un amigo que ha estudiado moda. Queríamos un apoyo extra en este sentido porque, al ser uno de los puntos en los que nos queremos diferenciar, necesitábamos a alguien que tuviera más experiencia. Y la idea a largo plazo es que Wave Back pueda ofrecer todo tipo de prendas y para cualquier persona; ser una marca de ropa que tenga de todo.

No hay comentarios

Lo sentimos, no se pueden realizar comentarios para este post.