Bidasoa Activa entrega un reconocimiento a 17 agentes turísticos de la comarca por adherirse al Código Ético del Turismo de Euskadi

Bidasoa Activa entrega un reconocimiento a 17 agentes turísticos de la comarca por adherirse al Código Ético del Turismo de Euskadi

  • Bidasoa activa también ha recibido este distintivo
  • El objetivo es que todos los agentes turísticos incorporen las responsabilidades sociales y la sostenibilidad medioambiental y económica en su práctica diaria

 

Los Ayuntamientos de Irun y Hondarribia, a través de Bidasoa activa, entregan a 17 agentes turísticos de la comarca un reconocimiento por parte del Gobierno vasco por adherirse al Código Ético del Turismo Vasco, elaborado por Basquetour, la Agencia Vasca del Turismo.

Al evento, que se ha celebrado este jueves 23 de junio en el Hotel Atalaia, han acudido Miguel Ángel Páez, presidente de Bidasoa activa, María Serrano, vicepresidenta de la agencia y representantes de las empresas reconocidas.

“El hecho de que 18 empresas de la comarca, incluida Bidasoa activa, reciban este reconocimiento es algo muy gratificante puesto que representa una clara apuesta por la defensa y preservación de nuestra cultura, así como por un destino sostenible y respetuoso”, ha asegurado Miguel Ángel Páez, presidente de Bidasoa activa.

Por su parte, María Serrano, vicepresidenta de la agencia, ha explicado que Bidasoa activa ha cofinanciado, junto al Gobierno Vasco, la adhesión de los agentes de la Comarca, puesto que “creemos firmemente que el Código Ético resulta positivo de cara no solo a nuestro sector turístico, sino también a las personas que nos visitan. Por eso esperamos que cada vez sean más los agentes turísticos que se animen a formar parte de esta iniciativa”.

Un catálogo de acciones y compromisos

El Código Ético del Turismo Vasco incorpora un catálogo de acciones y compromisos, y tiene como objetivo que todos los agentes turísticos integren las responsabilidades sociales y la sostenibilidad medioambiental y económica en su práctica diaria.

Para ello, incluye y adapta principios del código ético mundial de la Organización Mundial del Turismo, así como los objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.

El objetivo de este documento es establecer unas pautas de conducta que deben seguir los principales agentes turísticos en el logro de un propósito común: cohesionar la práctica turística para hacer del respeto y la contribución al entendimiento el eje central de un turismo responsable y sostenible.

En concreto, pretende convertir los valores que identifican a Euskadi en un recurso propio, para entender y gestionar de manera competitiva el desarrollo turístico de la Comunidad.  En este sentido, en el documento se destaca qué principios se establecen en el mismo “no pueden lograrse sin la cooperación y la responsabilidad compartida de todos los agentes turísticos vascos”.

Para su elaboración, Basquetour ha contado con la colaboración de los diferentes agentes turísticos de Euskadi, que han participado en el proyecto aportando su punto de vista y experiencia en el sector, así como con la de la Secretaría de Estado de Turismo (SET), Organización Mundial de Turismo (OMT), Universidades, Entes de cooperación turística, Estructuras de gestión turística, asociaciones empresariales y otras instituciones públicas.

Dieciocho empresas de la comarca han recibido el reconocimiento

Villa Magalean Hotel & Spa, Bidatour, Ekoetxea Txingudi, Parking Jaizubia, Marei Azafatas, Iketetxe, Navegavela, Jolaski, Conservas Hondarribia, restaurante Atalaia, el museo Oiasso, el hotel ETH Irun, Hotel Atalaia, Hotel Jauregui, Pensión Europa, Hotel Aitana, el agroturismo Goiznabar y la propia agencia Bidasoa activa son los agentes que ya cuentan con el distintivo de Código Ético.

“Es el reconocimiento al compromiso que tenemos con los clientes y con el medioambiente, por un turismo sostenible. Me alegro mucho de que le den importancia a la Ética en el Turismo porque al final somos prescriptores y somos las personas encargadas de mostrar el patrimonio cultural, la esencia de Euskadi, la gastronomía, la naturaleza, la cultura, etc. Además, gracias a este distintivo, los clientes saben que van a recibir una calidad a nivel técnico y también humano que es al final lo que quieren”, explica Iratxe Elso, de Navegavela.

Sonia Parada, del hotel ETH Irun, ha destacado, por su parte, que la adhesión al Código Ético constituye “un compromiso necesario. Al final, todo lo que en él se recoge va innato en el ADN de quienes nos dedicamos al turismo, puesto que apostamos por desarrollar un turismo sostenible y responsable. Por eso estas son cosas que hacemos en nuestro día a día, no solo quienes se suman al Código. Pero adherirte te da más fuerza, puesto que cuentas con unas pautas o paso a seguir. Lo cierto es que el proceso me ha resultado muy sencillo”.

Para poder implantar el Código ético, las empresas han participado en una sensibilización sobre el programa, han firmado un compromiso con los valores y conductas recogidas en el mismo, han recibido una formación y han participado en una sesión de asistencia técnica grupal y otra individual para la elaboración de una memoria que les ha servido para la acreditación final.

Una vez han pasado a formar parte del Código, han recibido un Distintivo Acreditativo, Pegatinas y Banners digitales para poder utilizar en sus respectivas páginas web, correos electrónicos, redes sociales, etc.

Principios básicos del Código Ético

El Código Ético del Turismo en Euskadi vela por los derechos básicos de las personas turistas, el impulso de la elección de establecimientos sostenibles y un compromiso de acciones concretas de información y de prevención tanto por parte del Departamento de Turismo, Comercio y Consumo del Gobierno Vasco como por parte del sector.

En concreto, quienes a él se adhieran se comprometen a respetar los derechos de las personas turistas, sus peculiaridades, formas de vida, gustos, expectativas, diversidad de creencias y el Gobierno Vasco deberá preservar la seguridad de asegurar la protección de las personas que nos vistan y sus bienes. Las personas turistas, asimismo, serán informadas y emplazadas para que respeten las leyes, la cultura y los hábitos y usos sociales de Euskadi.

Por otro lado, el Código hace hincapié en que las actividades relacionadas con el turismo respeten la igualdad de género, la inclusión y la tolerancia. También la sostenibilidad medioambiental será protegida con acciones concretas, en especial con el impulso por parte de las administraciones y del sector de la desestacionalización y descentralización de los movimientos turísticos y con el fomento del ecoturismo y del turismo de naturaleza respetuoso con el patrimonio natural y los ecosistemas.

No hay comentarios

¿Quieres dejar un comentario?