13

urt / 2015

Maialen Garcia Arruabarrenak, dantzari profesionalak, “MY DANCE STUDIO” ireki du.

Eduki hau gazteleraz bakarrik dago. Barkatu eragozpenak

La Responsable ‘My Dance Studio’ sabe de baile y danza como es difícil imaginar. Empezó con tres años y ahora dirige su propia escuela

fuente DV: MAÑU DE LA PUENTE -IRUN –

Maialen es una artista de los pies a la cabeza y su movilidad no tiene límites.Es una persona hecha así misma. Tiene 26 años pero denota una madurez en absoluto acorde a su edad. Sabe lo que hace, con todas las consecuencias. Es Maialen García Arruabarrena, hija de Pedro y Arantxa, amén de la moza de Santiago Somoza con quien se casará en marzo próximo. Natural de Irun (de Artía, nada menos), fue cantinera de Azken Portu en 2011, mucho después de cerrar sus estudios en Txingudi Ikastola. Muy pronto supo cuál era su pasión y obtuvo el Grado Superior de Actividades Físicas y Deportes en el Politécnico Easo, cursó danza de hip -hop y estilos en Irun pero desde la catalana ‘Urban Dance’. Tiene el título de Pilates por la Federación Española, es entrenadora de Gimnasia Rítmica y ha aprobado el primer nivel de juez estatal de la especialidad. Está por cerrar el segundo nivel. Su trayectoria pasa por el Polideportivo Artaleku y ahora está en ‘My Dance Studio’, en el Pº Colón 39, bajo (antes zapatería ‘Zuloa’). Cuando no se dedica al trabajo, le encanta bailar, bailar y bailar. Si se tercia, viajecito a la nieve. Y nunca se ha desvinculado de su actividad con la comparsa de carnaval que organiza la AMPA de ‘El Pilar’. Tiene la cabeza exquisitamente amueblada y sabe lo que quiere. Esa es la impresión que me dio mientras duraba la entrevista.

–¿Quién te puso Maialen?

–Los aitas, porque les gustaba el nombre. Yo creo que se acordaron también de mi bisabuela Magdalena.

–¿Y el nombre de ‘My Dance Studio?

–La idea me la dio Carlos Díaz, cuando estuve el pasado verano en Huesca y pensaba en montar mi escuela. Y así ha quedado, algo así como ‘Mi estudio de Danza’, que yo sigo siendo May, de Maialen.

–De ‘txiki’, ¿qué tal eras en clase?

–Hombre, no era la más aplicada, pero siempre saqué todo adelante.

–¿Esa coyuntura tuvo que ver con tu inmersión en la danza? ¿Cuándo te iniciaste?

–A la jovencísima edad de tres años y seguí en el mundo de la gimnasia rítmica hasta los 18. A continuación llegó mi etapa de entrenadora en la materia y sigo ejerciendo como tal en el club AD (Agrupación Deportiva) Irunesa, en Artaleku, amén de lo que supone mi actual dedicación profesional.

–¿Tuviste algún bailarín en la familia?

–Desde luego, mis aitatxos, no. En todo caso, el aitona paterno. Mi prima Nerea también está en ello, lo mismo que mi hermana Ane.

–Y ahora estás en plan ‘jefa’, en ‘My Dance Studio’, ¿no?

–Sí, ha sido una apuesta muy meditada. Inauguramos el 27 de septiembre y las primeras clases llegaron el uno de octubre. Es un proyecto muy acariciado y medido, con una inversión importante y espero responder a las expectativas. ¿Qué cómo vamos? Pues como todo, hay rachas buenas y rachas en las que la respuesta no es la esperada. Pero estoy encantada. ¿Y sabes por qué?

–¿Por qué?

–Porque me ha animado todo mi entorno, desde mi novio, hasta mis aitas y mis futuros suegros. También, los padres de los niños que hasta la fecha venían bailando conmigo y por la confianza que han mantenido en mi. Sin ellos, este proyecto no habría seguido adelante. Pero aquí estoy, con tantos alumnos que nunca podría imaginar.

–¿Cuántos tienes?

–Pues ahora mismo 140, que no está nada mal; y en las especialidades de funky, hip-hop, técnica corporal, break-dance, zumba y, entre otros, los bailes latinos.

–Sospecho que no hay edad para iniciarse en el baile, en la danza…

–Sospechas bien. Aquí hay una niña de tres años y una señora de 55. La danza está abierta a todas las edades.

–Pero creo que hay más chicas que chicos, ¿no?

–Pues sí y es que, para los chicos el fútbol sigue estando muy presente (se ríe). Los niños o los chicos siguen derivando a actividades deportivas más que al baile. En mi escuela hay un 80% de chicas y el resto son chicos.

–Una sola visita a tu estudio delata que le echas mucho ardor a las clases. Vamos, que estás muy encima.

–Yo grito y lo doy todo por mis alumnos. ¿Y sabes por qué? Porque me gustan las cosas bien hechas y quiero que mi trabajo se vea y se valore.

–Háblame de las bondades del baile, sobre todo del iniciado a edades tempranas.

–Está demostrado que la danza mejora la coordinación en general (pies-manos), la elasticidad y la flexibilidad, la misma expresión corporal y, además, la relación entre los mismos compañeros de clase. No es un secreto que niños tímidos se abran en este ambiente. Además, también se acaba fomentando la creatividad personal de cada cual y que aflora en cualquier momento. Todo es bueno en la danza.

–Intuyo que también será válida para la disciplina personal.

–Claro. Los diferentes movimientos sirven para que el alumno memorice baile y pasos. Todo ayuda a ejercitar la disciplina, sobre todo en las primeras edades de la vida. La mente también se presenta como un aspecto aventajado en este sentido, porque se beneficia del trabajo coordinado y de la disciplina.

–¿Y qué tal se toma las clases el personal?

–Generalmente, muy bien, aunque todo depende de su día y de su momento; de si están tranquilos o nerviosos en época de exámenes. Muchas veces las clases les sirven para evadirse de otros problemas que igual tienen más entidad. En cualquier caso, mis chicas y mis chicos se portan muy bien, vamos a decir que sí…

–Bueno, está claro que en este mundo hay un frente competitivo ¿Es así?

–Pues sí y lo recibo con muy buenos resultados. En las competiciones del pasado año de ‘Anaprode’ mis alumnos de dos equipos fueron los primeros en Figueres, terminando con la ‘plata’ en la finalísima de Huesca. En infantiles lo bordamos y Aimar Valle Susperregi fue proclamado mejor bailarín en ‘So dance’. Y solo tiene nueve años. ¡Es un máquina!

–Me alegro de que te vaya bien. ¿Dónde te ves dentro de diez años?

–En mi escuela, como ahora, pero igual con más alumnos y horarios más amplios.

This entry was posted in Ekintzaile-komunitatea. Bookmark the permalink.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude