06

aza / 2012

(Español) El comercio de PIO XII cambia el paso

Eduki hau gazteleraz bakarrik dago. Barkatu eragozpenak

El comercio de Pío XII cambia el paso Apoyados en K-Biziak, nuevos perfiles de negocio están ocupando bajos cerrados hasta hace poco

04.11.12 – 01:06 – IÑIGO MORONDO | IRUN.

El comercio de Pío XII cambia el paso

Plan Cuatro. Usoa Ramírez y Vanesa Hernández en su nuevo negocio. :: F. DE LA HERA

El entorno de la plaza Pío XII ha sido, y es, un núcleo de referencia comercial. Cuenta con un importante número de residentes, pero, además, muy cercano al centro propiamente dicho, siempre ha sabido atraer a vecinos de otras zonas. Los últimos años, sin embargo, han resultado muy duros para la zona y su comercio. Cada vez era más frecuente encontrar locales comerciales vacíos, cerrados. El Ayuntamiento trató de ayudar a la reactivación con mejoras urbanísticas, pero la tendencia, aunque suavizada, seguía siendo a la baja. Sin embargo, los dos últimos años han supuesto una mejora en el contexto comercial de Pío XII. Algo está cambiando. Muchos negocios, como las cafeterías, se han renovado y otros han introducido novedades pioneras. Es el caso de la máquina expendedora de pescado que la pescadería La Marina instaló; en aquel momento, la única en Gipuzkoa. O el uso de las tecnologías visuales de otra pescadería, Félix, con enormes pantallas anunciadoras de sus productos y ofertas. El comercio de frescos, que siempre fue un referente, sigue presente pero actualizado. Por otro lado, en parte gracias al impulso del programa K-Biziak de Bidasoa activa para proporcionar ayudas al alquiler durante los dos primeros años, ha surgido un comercio especializado y, en muchos casos, ligado a distintas especialidades artísticas. Esta misma semana, la agencia de desarrollo visitaba las últimas tiendas a las que ha dado un empujón. Una de ellas es Plan Cuatro, en la esquina de Lope de Becerra con José Eguino, un nuevo formato de tienda de impresión que va más allá de la mera copistería para plantear una visión completa del diseño gráfico, cubriendo muy distintos y variados soportes y formatos de impresión. «Somos diseñadoras gráficas y queríamos mezclar decoración gráfica (fotomurales, lienzos impresos, vinilos), diseño de webs, impresión, diseño gráfico…», explican Usoa Ramírez y Vanesa Hernández. La perspectiva artística/creativa es una de las que se está extendiendo. Apuestas como la de Eskuka (manualisdades), Chassé (ropa y complementos de baile), Miren (academia de baile)… se están sumando a otras que ya existían como Trebeki, Tinta Cómics, Txelo Ropa de Baile… «Es verdad que de alguna manera aquí se está concentrando un tipo de comercio bastante distinto al que te puedes encontrar en las zonas más comerciales de la ciudad», admite Edu Vicente, de Tinta Cómics. Él aterrizó en José Eguino hace ya más de seis años, cuando esta calle estaba llena de locales cerrados. «Es así. Pero yo me vine por la cercanía con los institutos, pensando que ahí podían estar muchos de mis clientes potenciales. Ahora, con las ayudas que da Bidasoa activa la zona se está animando y creo que eso es muy bueno para los que ya estábamos aquí». Entre esos comercios que han abierto en los últimos dos años está Chassé. Su impulsor, Isidro, también aprecia «un cambio de estilo en las tiendas de este barrio. Yo viví aquí hace unos años y es verdad que está cambiando, y menos mal, porque del gran ambiente comercial que tenía, había caído mucho». Su tienda, en todo Irun, solo encuentra parecido con Txelo, que está en la misma calle. «Somos las dos únicas tiendas de ropa y complementos de baile de toda la ciudad y estamos las dos aquí. Yo llevo muchos años en el mundo del baile y sabía de esa tienda, claro, y cuando pensé en poner mi tienda, dudé si debía ponerme tan cerca. Pero lo miré, lo consulté con expertos y llegamos a la conclusión de que no nos íbamos a hacer daño por estar cerca». La realidad es que habiendo solo dos tiendas en toda la ciudad, «estando cerca lo ponemos más fácil: vas a una y a la otra y ya. Y si en una no tienen lo que buscas, vas a la otra sin perder tiempo, sin dudar si merece la pena ir… Y como llevamos estilos bastante diferentes, creo que hasta nos complementamos». Lo mismo con la academia de Miren en el barrio, y «con otras que hay en la ciudad y que van creciendo, porque el baile está en auge». Cambio de enfoque «Ya no es solo el hecho comercial, lo que vendes», advierte Isidro. «Cada vez más, los comerciantes incidimos en la gente para que adquiera hábitos de consumo sanos Creo que eso también está haciendo que cambie el perfil de algunos comercios y, como ejemplo muy claro, está Kulunkan». Se refiere a otra de las tiendas abiertas en la última hornada del K-Biziak y dedicada a la compraventa de artículos de niños entre 0 y 12 años. Allí Erika Blázquez tiene un local que se llena de las cosas que los padres ya no usan porque sus niños han crecido y que otros padres quieren comprar a precios reducidos «porque se han usado poco y están en perfectas condiciones para seguir siendo usadas», explica ella. En este grupo se ha incorporado también Zigzag Costuras, que es algo más que un taller de bordado y un punto de venta de máquinas de coser, aunque parte de ofrecer estos dos servicios. «Lo que hacemos es dar un curso de uso a quien adquiere una máquina y quiere aprender a manejarla», explica la promotora de este proyecto Lorena García. «Y somos el único punto de reparación de máquinas desde Baiona a Donostia». Como en el caso de Kulunkan, aquí también hay un mensaje. «Parece que con la crisis, la gente le quiere sacar más partido a su ropa. No solo vienen mujeres mayores, que es lo que desde fuera se puede pensar. Vienen muchas chicas jóvenes de 18-19 años. Y chicos también».

This entry was posted in Ekintzaile-komunitatea. Bookmark the permalink.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude