08

mar / 2017

Irun Ekintzan-ek Berrikuntzarako bere Sarietako hamabi enpresa finalistak jakinarazten ditu

Eduki hau gazteleraz bakarrik dago. Barkatu eragozpenak

 Fuente: DV

Los Premios a la Innovación de Irun Ekintzan alcanzan este año su cuarta edición y lo hacen con varias diferencias respecto a las anteriores. La más evidente, que la entrega de los galardones tendrá lugar este mes de marzo y no en diciembre como hasta ahora. «Será en Ficoba en el mismo día en el que el ferial acogerá la feria Krea Bidasoa», anunció ayer el delegado de Impulso de Ciudad, Miguel Ángel Páez.

LOS DOCE FINALISTASInnovación en empresas de más de veinte trabajadores. Portabask (transporte), Hirutrans Garraioak (transporte) y Katea Legaia (empresa de empleo protegido con diversas líneas de taller).Innovación en empresas de menos de veinte trabajadores. LUMASUITE (fabricación de fundas para instrumentos musicales), Corsam Innova (construcción) y 3R3D Technology Materials (materiales para impresión en 3D).Innovación en empresas de servicios. Txikis del Bidasoa (organización de actividades), Kunsthal Koop Elk (formación en diseño) y Dibulitoon Studio (producción audiovisual animada).

Idea de negocio más innovadora. Asociación Cira (APPs relacionadas con el deporte), IP21 Ingeniería de Proyectos (asesoría, consultoría, telecomunicaciones…) y Junior Empresa Drops (empresa del grado LEINN de MU).

Innovación. Páez e Iturria en el hall de Ficoba, donde se entregarán los premios el día 30.Por primera vez, habrá tres proyectos finalistas en cada una de las cuatro categorías y Páez dio a conocer ayer los nombres de las empresas que los han presentado. Otra novedad es la incorporación al jurado de Agustín Erkizia, vicerrector del campus de Gipuzkoa de la UPV. Aunque pueda parecer un cambio de carácter interno, Páez incidió en su importancia porque «ahora tenemos presentes a las dos universidades de referencia en Euskadi en un jurado altamente cualificado que es un lujo para Irun: Marisa Arriola (gerente de Bic Berrilan); José Miguel Ayerza (secretario General de la asociación de empresarios de Gipuzkoa, Adegi); Txema Villate (director general de Innobasque); Patxi Noblia (presidente del Conseil de Surveilance de Sokoa), Guillermo Dorronsoro (vicepresidente de IK4) y Lander Beloki (decano de la Facultad de Empresariales de Mondragon Unibertsitatea)».

Este jurado fue el que determinó los tres proyectos finalistas de cada categoría y también el ganador en cada una de ellas, aunque esa información sólo se revelará en la gala del 30 de marzo. El galardonado en cada categoría recibirá 3.000 euros, excepto en ‘Idea innovadora’, en la que el premio será de 1.000. «Es una dotación económica limitada», reconocía Páez, que insistió en que el valor de estos premios está más «sacar a la luz el trabajo de innovación que día a día se está haciendo en las empresas de esta ciudad y que no se conoce. Muchas veces, ni siquiera las propias empresas son conscientes de su grado de innovación».

Los premios han mejorado la participación de los años previos con la inscripción de 23 proyectos innovadores

Para el delegado esta iniciativa persigue ese objetivo de evidenciar «el capital humano y la inversión en formación y decir bien alto que aquí, en esta comarca, en esta ciudad, también se hacen cosas importantes, que no hace falta mirar a grandes ciudades o a otros países».

«Un impulso que hace falta»

Para presentar esta nueva convocatoria de los Premios Irun Ekintzan, Páez estuvo acompañado por Laura Iturria, de la empresa irundarra Iturria, que fue una de las galardonadas en la pasada edición del certamen.

«En nuestro caso», explicó Iturria, «fue un apoyo para una idea que, de otra forma, quizá hubiera quedado en un cajón. Estos premios están muy bien para ese tipo de ideas que surgen en el día a día de las empresas y que vienen a responder a una necesidad que quizá no está muy marcada; ideas que pueden añadir valor pero que quizá no van con la principal línea de negocio. Con esas ideas siempre encontramos una excusa para no terminar de desarrollarlas», confesó. «Son esas ideas que dejas para mañana, para cuando tengas tiempo y no estés tan liado. A la gente competitiva, la cuestión del premio le ayuda a encontrar el momento para desarrollarla y llevarla a cabo. Y hay ideas que merece la pena desarrollar porque siempre aportan valor».

En su caso, se trataba de colaborar con Kunsthal para ayudar a sus estudiantes a conocer mejor los materiales de construcción habilitando que pudieran diseñar y crear nuevos productos a partir de los residuos desechados por Iturria. «Es una idea compleja y vamos poco a poco, pero todo lo que ha ocurrido a partir de este proyecto ha sido positivo y ha ayudado al desarrollo de la empresa». Por eso, animaba a las demás a encontrar en estos premios la excusa para desarrollar sus ideas.

Para el concurso de este año se han presentado 23 propuestas, «una cifra muy considerable para una ciudad del tamaño de Irun», valoró Páez. «Es la edición en la que más participación ha habido y creo que no debemos acostumbrarnos a una cifra como ésta, aunque obviamente nos encantaría que volviéramos a tener un dato así el próximo año».

 

Sarrera hau Ekintzaile-komunitatea, Sariak kategorietan argitaratu da eta , , , etiketarekin. Gorde permalinka.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude