18

mai / 2015

Lantoki partekatua

Eduki hau gazteleraz bakarrik dago. Barkatu eragozpenak

Dispone de espacio para ocho puestos de trabajo, con una sala polivalente para presentaciones, reuniones o talleres

Kabitan, situado en Sokoa, es el primer coworking que abre en la ciudad

Fuente DV: JOEL IGLESIAS – HONDARRIBIA –

Ana Serrano es pedagoga y lleva más de una década dando clases particulares. Hace unos años, compró uno de los locales del centro comercial Sokoa para esta actividad. «En los últimos tiempos, se ha notado un bajón y pensé junto a mi marido en la mejor manera de rentabilizar este espacio», explica. Y lo que antes era solo una academia, ahora se ha convertido en Coworking Kabitan.

La idea surgió, según recuerda, «un día hablando con una madre en el parque, que me dijo que había abierto uno en Larreaundi. Vimos las posibilidades de adaptar nuestro local, fui al Ayuntamiento a informarme de los requisitos y visité los dos que hay en Irun. Y, como no había ninguno en Hondarribia, decidimos lanzarnos a esta aventura» que ha arrancado, en la práctica, hace unos días.

Serrano dice que Kabitan busca «dar opción a la gente que trabaja en casa de tener un espacio a un precio económico. Bien porque quieren diferenciar la vida familiar de la laboral o porque necesitan un lugar más amplio». El coworking, dirigido principalmente a autónomos, «sirve también para generar una relación social y de colaboración con las personas que comparten este espacio».Josu Aseguinolaza y Ana Serrano, en uno de los espacios de Coworking Kabitan.

El local dispone de dos plantas y la parte de arriba está reservada para los puestos de trabajo. «No es muy grande, pero sí tratamos de ser flexibles y son mesas que se pueden mover de sitio», indica su responsable. Se han distribuido de tal forma que podrían estar a la vez hasta ocho personas. Precisa que «dos de las mesas, más amplias, son para la gente que vaya a estar un tiempo prolongado y el resto para la que venga de forma más puntual».

Actividades y cursos

En la parte de abajo hay una sala polivalente, que es en la que ella continúa dando sus clases algunas tardes y en la que los usuarios del coworking pueden llevar a cabo las reuniones o las presentaciones que necesiten por su trabajo. También se puede utilizar por separado si alguien está interesado en desarrollar una actividad o curso. «Ha habido personas que nos han preguntado por su uso, pero que necesitan tener una mesa de trabajo», dice Serrano.

Un concepto que repite es el de «flexibilidad» y «tratar de adaptarse» a las necesidades de los potenciales usuarios que, en algunos casos, ya se han acercado interesándose por las posibilidades que ofrece Kabitan. Los precios fijados son «orientativos» porque «siempre intentamos llegar a un acuerdo», ya que es posible que haya personas que solo vayan a utilizarlo unas determinadas horas al mes.

Su marido, Josu Aseguinolaza, también es usuario de este espacio. El mismo explica que es «un emprendedor, muy interesado en la impresión 3D, y tengo en mente el desarrollo de algún proyecto con la posibilidad de realizar aquí talleres para dar a conocer este tema, enseñar a la gente cómo funciona, que sepan imprimir objetos y socializar esta tecnología para crear tus productos».

Y es que, al margen de ser un espacio laboral, contemplan que haya talleres, cursos, charlas y otras actividades similares para dinamizar la sala polivalente de este coworking. De hecho, Serrano está barajando la opción de hacer cursos de manualidades y de lectoescritura. «Estamos abiertos a propuestas de cualquier tema», aclara.

La responsable de Kabitan anima «a las personas que pueda estar interesadas para que vengan a ver el local y nos pregunten directamente cualquier duda que tengan. Incluso que nos trasladen sus sugerencias e ideas». Aquellos que prefieran ponerse en contacto por teléfono pueden hacerlo en el 943-256763 y en el 620-557404 (Arantxa).

This entry was posted in Ekintzaile-komunitatea. Bookmark the permalink.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude